¡Ahorra dinero en tu factura eléctrica! Descubre cómo bajar potencia contratada ¡sin perder comodidad en casa!


Categorías: Blog

Cómo reducir tu factura de luz en 5 simples pasos

Como todos sabemos, uno de los principales gastos que tenemos en casa es la factura de luz. Cada mes, el monto a pagar parece aumentar sin control y, muchas veces, no sabemos qué hacer para reducirlo. Si estás en busca de una solución efectiva para disminuir la cantidad de dinero que gastas en electricidad, ¡estás en el lugar correcto! En este artículo te enseñaremos cómo bajar la potencia contratada de tu suministro eléctrico y, con ello, ahorrar en tu factura cada mes.

Paso 1: Comprende qué es la potencia contratada

Antes de comenzar con los pasos que te ayudarán a disminuir la potencia contratada y, por ende, la factura de luz, es importante comprender qué es la potencia contratada. En resumen, la potencia contratada es la cantidad máxima de energía eléctrica que podemos utilizar en nuestra casa al mismo tiempo. Por ejemplo, si tenemos contratados 4,6 kW, significará que no podremos encender todos nuestros electrodomésticos al mismo tiempo si su consumo sumado supera dicha cantidad.

Paso 2: Analiza tu consumo eléctrico

El siguiente paso es analizar qué electrodomésticos o equipos eléctricos son los que más consumen en tu hogar. Puedes hacer una lista con el nombre de cada uno, su consumo en kW (lo puedes encontrar en las etiquetas de la mayoría de los aparatos) y el tiempo que los utilizas al día. Esta información te será útil para el siguiente paso.

Paso 3: Calcula la potencia que necesitas

Una vez que tienes la lista de tus electrodomésticos y su consumo eléctrico, debes sumar todos los kW de consumo. El resultado de esta suma te indicará la potencia que necesitas, pero debes asegurarte de que sea menor o igual a la potencia contratada de tu suministro eléctrico. De lo contrario, estarás pagando por una potencia que no estás utilizando.

Paso 4: Contacta a tu proveedor eléctrico

Ahora que ya sabes cuánta potencia necesitas y cuánto estás contratando, llegó el momento de realizar un cambio en tu suministro eléctrico. Para ello, debes contactar a tu proveedor eléctrico y solicitar una reducción de potencia. La compañía te informará de los pasos a seguir y te dirá cuánto tiempo tardará en realizarse el cambio. Debes tener en cuenta que, por lo general, la compañía puede cobrarte una tarifa por este servicio.

Paso 5: Valida los resultados

Una vez que la empresa realice el cambio de potencia, es importante que hagas un seguimiento de tu factura de luz para asegurarte de que la reducción se haya reflejado en tu consumo. En la mayoría de los casos, verás una disminución en el monto a pagar, pero si no estás satisfecho con los resultados, puedes solicitar una nueva revisión de tu suministro eléctrico.

Como has comprobado, bajar la potencia contratada de tu suministro eléctrico puede resultar en un ahorro significativo en tu factura de luz. Solo necesitas seguir estos 5 sencillos pasos y estar atento a los resultados para disfrutar de tu ahorro cada mes. ¡No esperes más para comenzar a ahorrar en electricidad!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *