¿Tu termo eléctrico está fallando constantemente? Descubre cómo evitar averías y tener agua caliente sin interrupciones


Categorías: Junkers

¿Tu termo eléctrico te está dando problemas? ¡No desesperes!

Los termos eléctricos son una gran opción para muchos hogares que buscan una forma fácil y eficiente de calentar agua. Sin embargo, como cualquier aparato, pueden sufrir averías y problemas que pueden causar un dolor de cabeza a sus propietarios. Si tienes un termo eléctrico que no funciona correctamente, no tienes que reemplazarlo automáticamente. A menudo hay soluciones que pueden ser menos costosas que comprar un nuevo electrodoméstico.

Principales causas de averías en termo eléctrico

Antes de centrarnos en las causas, es necesario que conozcas los tipos de termos eléctricos que hay en el mercado:

Termo eléctrico de resistencia seca

Son los más antiguos y menos eficientes. Funcionan con una resistencia que se calienta y calienta el agua. Están en desuso.

Termo eléctrico de resistencia blindada

Este tipo de termos, son los más comunes. La resistencia está envuelta en un tubo de inmersión protegido de la corrosión. De fácil mantenimiento, son más eficientes y duraderos.

Termo eléctrico de bomba de calor

Estos termos funcionan como una nevera, pero a la inversa. Extraen energía del aire y la transforman en calor. Son de bajo consumo y permiten ahorros de hasta el 70% en la factura de electricidad.

Las averías más habituales son:

  • Falla en la resistencia: esta avería puede deberse a una sobrecarga de la red eléctrica por lo que recomendamos llamar a un profesional de la electricidad.
  • Problemas de acumulador: la acumulación de sedimentos (cal y minerales) en el fondo del tanque de agua puede causar que el termómetro se apague con más frecuencia de lo normal.
  • Falla en el termostato: Si el termo eléctrico no enciende, puede deberse a un termostato defectuoso.

¿Cuál es la solución?

Si te encuentras ante alguna de estas averías, es importante que sepas cómo solucionarlo. Afortunadamente, la mayoría de estos problemas pueden ser corregidos sin recurrir a un técnico. Aquí te ofrecemos a continuación algunas soluciones prácticas:

  • Reemplazar la resistencia del termo: es importante contar con las herramientas adecuadas, pero no es necesario ser un experto en plomería o electricidad para reemplazar la resistencia del termo eléctrico.
  • Limpiar el acumulador de sedimentos: esto es importante si vives en una zona con agua dura o si nunca has limpiado el acumulador.
  • Reemplazar el termostato: si el problema es con el termostato, éste necesitará ser reemplazado. Esto puede hacerse por ti mismo y es posible encontrar tutoriales en línea que pueden ayudarte.

En resumen, si tu termo eléctrico está dando problemas, no te preocupes. Con un poco de aprendizaje y herramientas básicas, es posible hacer muchas de las reparaciones tú mismo. Solo asegúrate de tomar las precauciones necesarias para trabajar con seguridad con electricidad y agua. ¡Manos a la obra!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *