¡Descubre cómo el Certificado Energético ACS puede ahorrarte cientos de euros en tu factura de luz!


Categorías: Blog

¿Quieres vender o alquilar tu vivienda de manera rápida y efectiva? Entonces necesitas un certificado energético ACS. Este documento es obligatorio para cumplir con la normativa estatal de eficiencia energética de los edificios y debe ser emitido por un técnico certificado en productividad energética. En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre el certificado energético ACS. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el certificado energético ACS?

El certificado energético ACS es un documento que evalúa la eficiencia energética de una vivienda en relación a su consumo de energía para la producción de agua caliente sanitaria. Este certificado es obligatorio según el Real Decreto 235/2013, y su objetivo es proporcionar información relevante al comprador o arrendatario sobre el consumo energético de la vivienda.

Este certificado consta de una etiqueta energética que clasifica la vivienda de la A a la G según su eficiencia energética. La letra A significa que la vivienda es muy eficiente desde el punto de vista energético, mientras que la letra G significa que la vivienda es muy ineficiente. La etiqueta energética también incluye información sobre las emisiones de CO2 y el consumo anual de energía.

¿Quién necesita el certificado energético ACS?

Todas las viviendas que se vendan o alquilen en España deben contar con un certificado energético ACS. Además, este certificado también es obligatorio para edificios públicos con una superficie útil superior a 500 metros cuadrados. Quienes no dispongan del certificado pueden ser sancionados por las autoridades competentes.

¿Cómo se obtiene el certificado energético ACS?

El certificado energético ACS debe ser emitido por un técnico certificado en productividad energética. Este técnico debe visitar la vivienda a evaluar para recopilar información sobre su orientación, su superficie, su cerramiento, su sistema de climatización y su producción de agua caliente sanitaria, entre otros aspectos.

Con esta información, el técnico puede elaborar un informe que describe la eficiencia energética de la vivienda, e incluye una propuesta de mejoras para aumentar su eficiencia energética. Este proceso puede tardar entre 2 y 5 días, según las características y la complejidad de la vivienda.

¿Cuál es el costo del certificado energético ACS?

El costo del certificado energético ACS varía en función de varias variables, como la superficie de la vivienda, la ubicación geográfica, la complejidad de los sistemas de climatización y de producción de agua caliente, así como las tarifas del técnico certificado. El precio medio en España es de unos 200 euros, aunque puede oscilar entre los 100 y los 500 euros.

¿Cuánto tiempo es válido el certificado energético ACS?

El certificado energético ACS tiene una duración de 10 años desde la fecha de emisión. Pasado este tiempo, se debe renovar el certificado para seguir cumpliendo con la normativa estatal de eficiencia energética.

Beneficios de contar con un certificado energético ACS

Contar con un certificado energético ACS tiene varios beneficios para el propietario de la vivienda, como por ejemplo:

– Aumentar el valor de la vivienda: una vivienda con alta eficiencia energética es más valorada por los compradores y arrendatarios, y puede venderse o alquilarse a un precio más alto.
– Ahorrar energía y dinero: siguiendo las propuestas de mejora sugeridas por el técnico certificado, se puede reducir el consumo de energía y, por tanto, ahorrar dinero en la factura de la luz y el gas.
– Contribuir al medio ambiente: reducir el consumo de energía implica una reducción en las emisiones de CO2, lo que ayuda a mitigar los efectos del cambio climático.

Conclusión

El certificado energético ACS es un documento obligatorio para todas las viviendas que se vendan o alquilen en España. Este documento evalúa la eficiencia energética de la vivienda desde el punto de vista de la producción de agua caliente sanitaria, y su etiqueta energética describe su eficiencia de la A a la G.

Para obtener el certificado energético ACS, se requiere la intervención de un técnico certificado en productividad energética, que evaluará la vivienda y elaborará un informe con propuestas de mejora.

Contar con un certificado energético ACS tiene varios beneficios para el propietario de la vivienda, como aumentar su valor, reducir el consumo de energía y contribuir al medio ambiente. Así que si estás pensando en vender o alquilar tu vivienda, no dudes en obtener tu certificado energético ACS. ¡Te lo agradecerás!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *